NO al P.S. 793 para 'reglamentar' el "homeschooling" en PR!

Ale

/ #36 No hay causa justificable para la PS 793

2015-02-03 00:53

El Departamento de Educación está reprobando, según los resultados de las pruebas de aprovechamiento (PPAA). No hay maestros, no hay seguridad, no hay tecnología, no hay aprendizaje, no hay NI LIBROS. Una pequeña búsqueda por internet (tal como la que hizo Cirilo Tirado cuando copió directamente de Wikipedia para la redacción de su proyecto), demostrará que estudiantes que entran a Universidades provenientes de escuelas en el hogar reflejan un desempeño académico superior en las pruebas SAT o College Board. Por lo tanto, la preocupación de que la escuela en el hogar no sea eficiente en su enseñanza, no es suficiente para regularla, pues con menos de la mitad de la población que domine sus materias estaríamos a la par con el DE; aunque este no es caso de la educación en el hogar.

 

Esto sin contar los estudiantes de educación especial, donde el DE se destaca por la falta de humanidad ante este grupo. No hay terapias, no hay asistencia individualizada, no ofrecen acomodos razonables, al punto de requerir a maestros que ofrezcan pruebas según la edad cronológica y no la capacidad mental o física de algunos jóvenes.

 

El brindar educación en el hogar permite ajustar la educación al estudiante, y no como ocurre en la escuela regular, que el estudiante se tiene que adaptar a lo que le ofrezcan. La ley propone controlar el material que se ofrece en el hogar, lo que no le conviene al estudiante que puede estar en diferentes niveles a la vez, o que requiere diferente cantidad de tiempo para aprender sus materias; puesto que el propósito de la educación del hogar es APRENDER (no cubrir un material y tomar exámenes).

 

El DE quiere que se reporten las notas y grados, algo que no hacen ni las escuelas privadas. Con tanto profesional en el DE, deben saber que los “grados” no son necesarios en la educación, son una invención para organizar grandes cantidades de estudiantes en un plantel. De nuevo, en el hogar se puede tener un niño que sobresale en una materia, por lo que se le puede avanzar de su “grado”, o si tiene dificultades, se puede trabajar más tiempo en las deficiencias sin tener que colgar al estudiante o que se quede con lagunas de aprendizaje. Incluso, en la educación del hogar se puede especializar en materias de interés para los estudiantes, que no ofrecen en la escuela regular.

 

La ley tampoco ayuda a determinar la tasa de deserción escolar. El enlistarse puede proveer información sobre la tasa de estudiantes de escuela en el hogar, pero no ofrece nada sobre el número que no está estudiando. PERO tener que pagar para informar al gobierno que el DE se puede ahorrar el costo de la educación mis hijos es risible. Además, destrozar la integridad de un sistema que funciona, para ser evaluado por un departamento que está en problemas (DE), solo para tener un estimado más correcto (tasa de desertores) es matar al ganso para ver de dónde salen los huevos de oro. Prefiero que cuenten a mis hijos como desertores escolares.

 

En un aparte, esa excusa de verificar si el hogar es apto para dar educación es discriminatoria. Es asunto del Departamento de La Familia investigar casos de padres con problemas de alcohol, violencia, o drogas. Incluirlo en la ley de educación en el hogar es añadir burocracia a un país casi detenido por la misma. El investigar a padres y familias sin sospecha de maltrato, simplemente por hacer escuela en el hogar, recuerda a la época de las Carpetas en los años 70 y 80; una persecución por ideología.

 

Yo pago mis impuestos, y si la educación en Puerto Rico fuese de excelencia no tendría necesidad de dar escuela en el hogar. Pero no es así.

 

Si esta ley NO protege a los niños, ni a las familias que practicamos escuela en el hogar ¿A quién protege? ¿Cuál es su propósito?

 

NO a la PS 793




kysytään!-- Large modal -->