Carta Padres Montessori School situación COVID19

A la atención de: 

Dª María Victoria Nicolás

Dª Pilar Ariño

Dª Yeni Ariño

Dª Anna Dick

En Copia: 

D. Adrian Massam, Presidente NABSS.

D. Juan Santiago, presidente de ACADE.

 

Alpedrete, 30 de Abril de 2020

Asunto: Solicitud de medidas económicas vinculadas al Covid 19 – Montessori School. 

 

Estimados/as: 

Nos dirigimos a ustedes desde la seria preocupación por la situación actual y el futuro inmediato de la educación de nuestros hijos, así como, por el impacto económico que para las familias está teniendo. Se trata de un momento en el que se nos exige una adaptación a los acontecimientos, casi inmediata, pero no solo a los padres, sino también a los centros educativos a los que se encomienda la formación de nuestros hijos. 

En relación a esto último, lo primero que queremos es agradecer a todos los miembros de la comunidad educativa, los esfuerzos realizados para hacer frente a este desafío y, especialmente, al cuerpo docente, por la labor que está llevando a cabo con los niños para lograr que la educación a distancia sea lo más efectiva posible dadas las extraordinarias circunstancias. 

No obstante, estarán de acuerdo con nosotros en que, este sistema de escuela a distancia, para el que no estábamos ni escuelas ni familias preparados, dista, sustancialmente, de la escolaridad presencial. La enseñanza a distancia es una elección, es algo que se planifica, se estructura y se implementa con objetivos, metodologías, herramientas y plataformas propias. No es un sistema educativo que se improvisa, tiene sus propios canales y protocolos para garantizar la efectividad, el seguimiento y la evaluación adecuada de quien recurre a ella. La enseñanza a distancia presupone un grado de madurez, de capacidad de concentración, autodisciplina y autosuficiencia que no acompaña a alumnos de Infantil, Primaria y, en gran medida, de Secundaria.

No es el sistema educativo propio de este colegio y no es el sistema educativo que fue contratado. 

La excepcional situación es ineludible, y el hecho cierto es que, desde el pasado 11 de Marzo de 2020, los alumnos se encuentran en sus casas sin asistir al colegio y, por ende, los menores no se encuentran a su cargo (personal docente y no docente) en el horario escolar, no hacen uso de las instalaciones del Colegio, no utilizan los medios escolares que proporciona el centro, no están recibiendo la inmersión lingüística en inglés de 35 horas semanales, no están recibiendo formación presencial con cumplimiento del total de las sesiones que marcaba su horario escolar, no están recibiendo, por tanto, el grueso del servicio por el que los padres optamos por el colegio Montessori School como mejor opción para la educación de nuestros hijos, y por el que el centro estableció un precio. 

A mayor abundamiento y a pesar de sus esfuerzos, insistimos, la continuidad educativa y la formación a distancia que se está impartiendo a partir de Semana Santa, dista mucho de equipararse a la formación presencial, con inmersión lingüística en inglés de 35 horas semanales. Especialmente, en Infantil, Primaria y Secundaria.

Esto, sin entrar a valorar las dificultades sobrevenidas en cada hogar en el que las diferentes circunstancias personales, laborales y de medios tecnológicos, tendrán claro reflejo en la evolución de nuestros hijos, creando desigualdades en su desarrollo y dificultando su evaluación objetiva. No todos los padres pueden dedicarles el tiempo necesario a sus hijos para procurar el seguimiento de los contenidos a distancia, pues desatenderían sus responsabilidades profesionales y de gestión familiar. Y en el caso de poder darles algún acompañamiento, no es esperable que los progenitores tengan las competencias necesarias de una panoplia de profesores dedicados a las diferentes asignaturas. ¿Creen ustedes que un niño de 3, 4, 5, 6 y 7 años puede asistir a esta enseñanza no presencial de forma autónoma?. ¿Creen, de verdad, que su capacidad de atención, a esas tempranas edades, acompaña adecuadamente este tipo de formación?. ¿Creen ustedes que todos sus alumnos pertenecen a familias anglófonas?. ¿Es defendible que la educación a distancia de los alumnos de Secundaria sea mínimamente comparable a la presencial?. ¿Que la adquisición de objetivos, la eficacia de las herramientas utilizadas y la valoración de los resultados sea adecuada, objetiva y comparable a la formación in situ para edades de Secundaria, donde los resultados ya son relevantes y decisivos para su curriculum y opciones futuras?. Obviamente, no.

Hace poco dijeron ustedes, en su carta de 24 de abril, que “la responsabilidad de la calidad de educación es del profesorado y del colegio”. No obstante dicha afirmación, lo cierto y verdad, es que la responsabilidad de la educación online de nuestros hijos está residiendo en los padres, tanto en su cumplimiento como en su seguimiento. Especialmente, en Infantil y Primaria. Y todo ello, sin perjuicio, de que sea admisible cuestionar “la calidad” de dicha formación a distancia.

En la formación presencial nuestros hijos estarían recibiendo:

* La utilización de sus instalaciones, suministros y servicios del personal docente y no docente durante 7h 30min diarios, estando los mismos a su cargo y responsabilidad.

*  7h 30min diarias de inmersión lingüística en inglés y en los idiomas adicionales (chino, alemán y francés).

* El uso de material y medios audiovisuales, proporcionados por el colegio, que proporcionan aprendizaje interactivo y amplifican la experiencia escolar y la capacidad de concentración y rendimiento.

* Aprendizaje de disciplinas como música, arte y gimnasia, las cuales, requieren, lógicamente, las instalaciones del colegio y que en estos momentos son inexistentes.

* En el aspecto más formal, presencialmente, se recibirían, diariamente: lecciones, clarificaciones, correcciones, revisiones, que sirven para aprender y clarificar dudas con continuidad, a medida que se plantean los conceptos, métodos y resolución de problemas. Los profesores, presencialmente, dan un seguimiento inmediato a las cuestiones que surgen y pueden seguir de cerca el progreso, el ritmo del trabajo, la concentración y la productividad del alumno. 

* Presencialmente, los alumnos podrían presentar sus trabajos a la clase, practicar la oralidad y la escritura del inglés durante toda la jornada escolar, aprendiendo de las intervenciones y trabajos de compañeros y profesores.

* Durante esas 7h 30min, sí se puede decir, plenamente, que “la responsabilidad de la calidad de educación es del profesorado y del colegio” y es asumida por el colegio y su personal. Actualmente, el colegio no está prestando este servicio por el que se pactó pagar un precio, y los padres estamos asumiendo la responsabilidad del seguimiento, control y formación de la educación a distancia de nuestros hijos, especialmente, para Infantil, Primaria y Secundaria, debiendo asumir, además, dicha obligación, en una “suerte” de fallida conciliación de nuestras respectivas obligaciones personales, laborales y profesionales, y en detrimento de las mismas.

En resumen, el conjunto de la experiencia escolar presencial proporciona desarrollo personal al alumno en un amplio abanico de áreas del conocimiento y de la vida. Es la interacción humana y los descansos y momentos de ocio y juego compartidos entre compañeros y con los profesores, lo que ayuda a los alumnos a mantener mejor su concentración y rendimiento, a sentirse apoyados y comprendidos. Una experiencia que se ha minimizado, e incluso, transformado en momentos de estrés, cansancio y frustración, con las inherentes consecuencias que esto tiene en su aprendizaje. 

Entrando ya en argumentos estrictamente jurídicos, desde el pasado 14 de Marzo del presente y a través de la publicación del Real Decreto 463/2020, que acordó el establecimiento del Estado de Alarma, se suspendió en todo el territorio nacional la actividad educativa presencial en los Centros Educativos de formación reglada, ratificando así la medida adoptada por la Comunidad de Madrid del pasado 11 de marzo. Esta medida, ha venido prorrogándose en sucesivas ocasiones y es presumible que se cierre el curso 2019-2020 sin actividad educativa presencial. En esta situación, las medidas del Estado de Alarma, no solo han afectado a este Centro Educativo, sino que, nosotros, como padres, hemos tenido que asumir, no solo la tenencia de nuestros hijos en casa sin formación presencial, sino también las consecuencias económicas y personales asociadas a la incidencia de las medidas del Gobierno en nuestras respectivas condiciones laborales, negocios y actividad profesional, con gran esfuerzo y  sacrificio. Y, sin embargo, la respuesta recibida a fecha 21 de abril por parte del colegio sobre las medidas de índole económico, distan mucho de acercarse a lo que se podría considerar aceptable, tanto por su insuficiencia como por la intención de postergar sus efectos al curso siguiente. 

Todas estas medidas han sido tomadas en el marco de una situación de emergencia de salud pública generada por la pandemia del COVID-19 y que ha sido calificada como causa de “fuerza mayor” por las distintas autoridades gubernativas. Esta situación ha implicado una alteración directa, “inimputable a las familias”, de las condiciones de enseñanza presencial vigentes en el momento de la matriculación y por las que se estableció un precio. Ante el cese forzoso de la actividad escolar presencial, desde el pasado 11 de marzo de 2020, y en aplicación, ya sea de la doctrina jurisprudencial del principio rebus sic stantibus  y/o del principio de inexigibilidad del cumplimiento de obligaciones en supuestos de Fuerza Mayor (artículo 1.105 del Código Civil),  les solicitamos que se deje en “suspenso” el pago de la cuota escolar prevista y se proceda a la adaptación del precio de la misma al servicio a distancia prestado en la actualidad, y que, tras haber escuchado la propuesta que presentan las familias firmantes de esta petición, la acepten y procedan a la regularización de los importes cobrados indebidamente en las mensualidades de marzo y abril (y, en su caso, posteriores), procediendo a la devolución del exceso de lo cobrado. La propuesta de precio que realizamos deberá mantenerse hasta que la actividad escolar presencial sea retomada de forma plena ya sea en este curso escolar o en el siguiente. 

No entendemos lógico, legítimo, ni de buena fe, tener que abonar el pago total de la cuota de escolaridad, ni que se aplique un descuento ínfimo en tres cuotas del curso próximo ya que, de facto, se estaría produciendo una desproporción inasumible que eliminaría el preceptivo equilibrio de las prestaciones de las partes que rigen toda relación contractual. Este descuento postergado, para más insatisfacción, no afectaría a aquellas familias que acaben este año con los servicios prestados por el colegio y que, en cambio, sí están sufriendo “hoy” la situación que esta carta describe. 

Evidentemente, ya  partimos de la base de que los servicios de comedor, ruta y actividades extraescolares, no serán abonados hasta su restitución, solicitándose la devolución de los 2/3 que se cobraron indebidamente en el mes de marzo.  

Reiteramos que, las condiciones económicas fueron pactadas para una educación presencial y de total inmersión en la lengua inglesa, desarrollada en unas instalaciones preparadas para tal fin, con objetivos, material, metodologías y experiencia docente multidisciplinar, dirigida para todo el rango de edades de los escolares, en un contexto presencial. No fue contratada una educación a distancia, improvisada, que es mejorable en la mayoría de los casos. 

Por lo tanto, creemos como absolutamente necesario que el esfuerzo y solidaridad adicional que esta situación exige -y que el centro apeló a las familias sin reciprocidad-, sean compartidos también por el colegio y su administración y no recaiga, como se nos indica, solamente en las familias. Agradecemos, igualmente, el ofrecimiento de financiación individual a las familias, pero no es el único paso a tomar, exigimos medidas más importantes que las ya expuestas de carácter general, al margen de los casos de extrema necesidad que, efectivamente, deberían ser estudiados de forma especial. 

Otros planteamientos (además de la devolución de los gastos de comedor, ruta y extraescolares posteriores al 11 de Marzo) han de ser tenidos en cuenta para la totalidad de las familias, como son: 

1. Mayor exoneración de las cuotas de marzo, abril, mayo y junio, para los niveles de Playgroup, Infantil y Primaria. 

PROPUESTA: 

Playgroup, exoneración total de la cuota de escolaridad hasta la reanudación de la actividad educativa presencial.

Infantil y Primaria Year 1, exoneración total de la cuota de escolaridad hasta la reanudación de la actividad educativa presencial.

Primaria (cursos Year 2 a Year 4), cargo del 40% de la cuota de escolaridad.

Primaria (cursos Year 5 a Year 6), cargo del 50% de la cuota de escolaridad.

2. Mayor exoneración de las cuotas de marzo, abril, mayo y junio, para el resto de niveles. 

PROPUESTA:

Secundaria (cursos Year 7 a Year 11), cargo del 80% de la cuota de escolaridad.

Bachillerato (cursos Year 12 y Year 13), cargo del 80% de la cuota de escolaridad.

3. Ayudas en la financiación de los pagos de este último trimestre 2019-2020, así como del curso 2020-2021 a las familias que se vean más afectadas, asegurando, de esta manera, su continuidad en el centro y en un sistema educativo en el que llevan invirtiendo muchos años.

4.  Devolución antes del 31 de mayo del importe cobrado indebidamente a las familias que hayan abonado el coste anual (todos los conceptos) del curso 2019-2010 en un único pago al comienzo del curso.

5. Devolución de las cantidades que resulten, en su caso, antes del 31 de mayo del exceso cobrado de escolarización y de los 2/3 del mes de marzo de comedor, actividades extraescolares y ruta.

6. Aplicación de estas medidas a todas las familias, tanto las que ya les han reclamado de forma individual, como las que no, así como a aquéllas que hayan devuelto sus recibos, sin perjuicio del otorgamiento a estos de un plazo de quince días, desde que ustedes acepten esta propuesta, para que regularicen su situación económica con el centro. Para lo cual, tendrán que facilitar un número de cuenta corriente y comunicar vía plataforma la aceptación de las mismas.

Es necesario apoyar hoy mismo a todas las familias sin excepción, con medidas contundentes y valientes para asegurar, de esta manera, que podrán continuar con la escolarización de sus hijos en el centro. 

Sin Familias no hay alumnos y sin alumnos no hay colegio. 

Por estos motivos y por las consecuencias económicas globales que implican a todas las familias, muchos otros colegios privados, tanto de ACADE como NABSS (a quien el colegio ha hecho referencia), tanto en España como en el extranjero, han tomado ya medidas de solidaridad y apoyo a las familias, con ajustes en las cuotas, distinguiendo en tramos de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, como son, por ejemplo: 

 

- Laude Fontenebro: 50% de descuento en la cuota de escolaridad para Infantil, 30% de descuento para Primaria, y 20% para Secundaria.

- Montessori Aravaca: 50% de descuento en la cuota de escolaridad para Nursery y Reception, 25% de descuento entre Year 1 - Year 4, y 15% de descuento entre Year 5 - Year 13.

- SEK: 100% de exoneración de la cuota de escolaridad entre 0-3 años, 50% de descuento de la cuota de escolaridad entre 3-6 años, 50% de descuento en el tercer hijo y condonación del pago de escolaridad a partir del cuarto hijo.

- Colegio Europeo de Madrid y Escuela Infantil Bebin: 100% de exoneración de la cuota de escolaridad para el primer ciclo de infantil, 25% de descuento de la cuota de escolaridad para el segundo ciclo de infantil, y 15% de descuento para Primaria, Secundaria y Bachillerato.

- Hastings School: 25% de descuento en la cuota de escolaridad para Infantil, 15% de descuento para Primaria, Secundaria y Bachillerato, y cancelación de las tasas de examen y del coste de servicios (incluídos viajes).

- St. George: 35% de descuento de la cuota de escolaridad para Infantil, y 10% de descuento para el resto de los niveles.

- King´s Group: 15% de descuento en la cuota de escolaridad para todos los niveles.

Quedamos a la espera de una pronta respuesta por su parte con la esperanza de que esta sea para compartir con nosotros un replanteamiento de la situación, y al objeto de tener un compromiso del colegio de que estas medidas económicas se aplicarán en los cursos siguientes, para el caso de que se dieran situaciones similares en el futuro.

Atentamente,

Familias de alumnos de Montessori School Enebral, Los Fresnos y Mataespesa, en Collado Villalba y Alpedrete (Madrid). 

 


Familias Montessori School Enebral, Los Fresnos y Mataespesa, en Collado Villalba y Alpedrete (Madrid)2020    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Familias Montessori School Enebral, Los Fresnos y Mataespesa, en Collado Villalba y Alpedrete (Madrid)2020 a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.es a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...

Facebook