Yo también apoyo la manifestación del 17-N en Madrid a favor de los derechos de los veterinarios.

manifa.jpg

REIVINDICACIONES


Para la comisión organizadora (Fesvet y los clínicos promotores de esta
manifestación) la Veterinaria está siendo tratada como si no fuera una profesión
sanitaria, y menos una profesión sanitaria de primer orden y básica para el sistema
sanitario. Este maltrato y desconsideración de los poderes públicos y políticos hacia la
veterinaria ha llevado a numerosas discriminaciones laborales y sin duda, a
disfunciones o pérdidas de calidad en la prevención y protección de la Salud Pública,
puesto que cualquier ataque o daño a la profesión veterinaria incide directamente
sobre la salud de las personas; sirvan como ejemplos a destacar el caso del
tratamiento del virus Crimea Congo en Extremadura o el problema de la Leishmaniosis
en Madrid.
Al excluir al veterinario del Sistema Nacional de Salud también se ha creado un
pernicioso efecto sobre la opinión pública que lo percibe como un técnico que busca
únicamente el bienestar de las mascotas. Esta percepción se ha infundido también en
la clase política, derivando en graves problemas en el desarrollo de la legislación y
haciendo que el veterinario sea ignorado o directamente discriminado, cuando se
concreta la norma. Un ejemplo claro de esto último se observa en los centros
veterinarios que, aun siendo esenciales en la defensa de la Salud Pública, atajando
zoonosis como la leishmaniosis, el quiste hidatídico, babesiosis, o la mismísima rabia o
tuberculosis, no son considerados como centros sanitarios desde el punto de vista
legal, en franca discriminación con otros mucho menos determinantes para la Salud
Comunitaria como puede ser una simple óptica o incluso una ortopedia. Un veterinario
que trabaje en una clínica es de hecho un profesional sanitario, pero su clínica no
figura en el Real decreto de centros y servicios sanitarios. El profesional lo es, pero su
centro no se reconoce en esa categoría, lo que significa que no tiene, por ejemplo, un
IVA reducido como los centros sanitarios reconocidos, sino el 21 por ciento.


REIVINDICACIONES DE LOS VETERINARIOS CLÍNICOS
En este sentido, el veterinario que trabaja en una clínica privada es de hecho un
profesional sanitario, que hace una importante labor de prevención en salud pública,
pero esta actividad clínica no figura en el Real decreto de centros y servicios sanitarios.
Ello supone por ejemplo, que no tengan un IVA reducido como los centros sanitarios
reconocidos, sino que alcanza el 21 por ciento. Entre las reivindicaciones de los
veterinarios clínicos figura:
la reducción del IVA;
la modificación de la actual ley del medicamento español, donde se nos permita
dispensar medicamentos;
la prohibición de la venta de medicamentos veterinarios online;
la reglamentación nacional y clasificación de centros veterinarios en : consultorios,
clínicas pequeñas, medianas y grandes, así como de hospitales veterinarios no sólo a
nivel de equipamientos, sino principalmente a nivel de cantidad de personal necesario
y su debida cualificación;
el requerimiento de receta veterinaria para los piensos medicamentosos, la cual solo
puede prescribirse para dos semanas y no pueden contener más de una sustancia
antimicrobiana.
la regulación de la figura del veterinario de explotación. Demandan en este punto la
preservación de un ejercicio libre de presiones con separación de las responsabilidades
de ganadero y veterinario;
Y entre otras medidas la urgente unificación de criterios a nivel nacional para el
control de la rabia, vacunaciones e identificación de animales (vacunación e
identificación obligatorias a nivel nacional).


REIVINDICACIONES DE LOS VETERINARIOS OFICIALES
Los veterinarios oficiales piden un aumento de plazas de funcionarios en el ámbito de
la salud animal y la seguridad alimentaria en sus diferentes vertientes, así como en
sanidad, agricultura, medio ambiente, universidades y en el ámbito de la investigación
pública en los diferentes centros públicos de investigación, así como en las distintas
administraciones con la misma consideración que se hace con otras carreras sanitarias.
También se pide se respete y se haga efectiva la normativa para convocar pruebas
selectivas (oposiciones) respetando en lo posible que sean anuales, pues su frecuencia
debe ser la misma que las de la oferta de empleo público anual o más frecuentes como
máximo cada 3 años para garantizar de este modo que exista un número adecuado y
permanente de veterinarios que garantice a su vez un buen funcionamiento en las
diversas áreas de trabajo.
Consolidación del personal interino de acuerdo a la jurisprudencia del Tribunal de
Justicia de la UE. Otro aspecto fundamental es la inclusión explícita en el artículo 550
del Código Penal de los veterinarios funcionarios como autoridades públicas ante
situaciones de amenaza o agresiones, para mantener la libertad de ejercicio.
Carrera funcionarial efectiva con ascensos y movilidad territorial como el resto de los
funcionarios de la profesión sanitaria.
La especialidad veterinaria en salud pública debe regularse e impulsarse dentro del
Sistema Nacional de Salud.


REIVINDICACIONES ESTUDIANTES Y OTROS
-Control de Máster, especialidades y otros estudios de postgrado con residencias de
por lo menos 6 meses a 1 año que estén avalados por universidades o centros de
reconocido prestigio a nivel nacional y que sean válidos a nivel internacional
Establecer un numerus clausus a nivel nacional con lo que se discriminaría la entrada
excesiva de alumnos en las distintas facultades de Veterinaria que valore la excelencia
educativa en primer grado.
-Creación o modificación de la reglamentación existente respecto al control sanitario y
de seguridad alimentaria en empresas privadas donde se producen alimentos o
subproductos de origen animal, determinando la necesidad de que, para el control y
garantía a nivel de seguridad alimentaria, los titulados universitarios veterinarios
pueden garantizar a dichas empresas un correcto funcionamiento en este aspecto.
-Control de servicios de externalización de empresas tanto publicas como privadas
antes del inicio de cada campaña, donde se comprobará número suficiente de
personal, materiales, equipamiento, etc. en especial de las empresas privadas
responsables de las campañas de saneamiento ambiental y ganadero, entre otros.
Para FESVET y los promotores de la manifestación del 17 N es básica la promoción de
la Veterinaria de Salud Pública, incorporando estas competencias como prestaciones
básicas dentro de la cartera de servicios del SNS y encuadrando a los Veterinarios
Oficiales que las desarrollan como Facultativos Especialistas dentro de los Servicios
Regionales de Salud, con el consecuente reconocimiento de la especialidad propia de
Veterinaria de Salud Pública por el modelo de formación especializada en ciencias de la
salud. En cuanto a la enseñanza de la profesión, se considera preciso establecer un
numerus clausus a nivel nacional ante el exceso de nuevos licenciados cada año.

 


Colectivo de veterinarios de España y FESVET    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Colectivo de veterinarios de España y FESVET a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.es a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...

Facebook