Cambios ante la situación del COVID-19

Desde el alumnado, y en consenso amplio, hemos llegado a la conclusión de que en esta situación, que a pesar de ser nueva para todos, se están presentando una serie de problemas que dificultan el desarrollo de la evaluación con la normalidad, que pese a la situación, se cambia de esperar. No sólo buscamos plantear problemas y lanzarlos para que ustedes los resuelvan por nosotros, si no que hemos estudiado posibles medidas y alternativas que esperamos tengan en cuenta.
En primer lugar, la evaluación a distancia solamente es plausible para aquellos alumnos que disponen de los medios adecuados, pero siendo realistas, sabemos que eso no es así. Hay alumnos que deben compartir equipos con su familia, que no disponen de los mismos o de una conexión a internet, haciendo realmente imposible cumplir los estándares que se están pidiendo. Por tanto proponemos que se faciliten equipos de la universidad a aquellos alumnos que requieran de los mismos, así como tarjetas de datos con los que garantizar una conexión a internet a aquellos que la requieran.
En relación con lo anterior, planteamos que las clases que se imparten por medio de videoconferencias, que en algunas carreras se ha manifestado que las iniciativas de algunos docentes son insuficientes o incluso nulas, ya que tras más de un mes de confinamiento no han impartido ni tan siquiera una, se cuelguen a posteriori en plataformas como puede ser YouTube, para que aquellos que no puedan asistir o que su conexión no garantice la permanencia en la misma, puedan visualizarlas.
En muchas asignaturas, los criterios de evaluación, aunque recientemente se han cambiado, siguen manteniendo un peso elevado en los exámenes. La situación puede ser muy distinta en cada caso, como para permitir que alguien suspenda diversas asignaturas porque está viviendo un período realmente complicado. Es por ello que les proponemos que se le dé más peso a las evaluaciones continuas que a los exámenes y que además se rebaje la nota mínima de los exámenes para que se compense con la evaluación continua y que se estudie bien los tiempos de las pruebas. Pero para ello, sería necesario establecer en cada asignatura unos horarios de consulta que aceptables tanto para docentes, como para alumnos. De esta manera la evaluación sería más justa, y aunque pudiese ser más trabajosa para ambas partes, garantizaría un desarrollo aceptable para cursos futuros.
Por último, recalcar que desde el rectorado se nos mandó un comunicado en el que garantizaban que ustedes nos mantendrían informados de todo, y solamente hemos recibido un correo después de ese. Por otro lado no se ha creado un plan de contingencia, que en otras universidades tenemos constancia de que sí, donde acudir en caso de que el alumnado vea algún problema, como el hecho de que se planteen exámenes a muy corto plazo, u otro tipo de problemas que hemos estado escuchando a compañeros de otras carreras.
Por todo esto pedimos participación en esta recogida de firmas, para conseguir entre todos unas condiciones realistas y justas. Porque no somos solo fichas en un expediente, somos alumnos y sin nosotros, no habría universidad.
Muchas gracias.


Alumnos de la Universidad de Cantabria    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Alumnos de la Universidad de Cantabria a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.es a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...

Facebook