NO A LA OBLIGACION DEL USO DE LA MASCARILLA EN LOS GRUPOS ESTABLES DE CONVIVENCIA DEL COLEGIO PUBLICO JUAN FALCO DE VALDEMORILLO

Att. -Dirección area territorial Madrid Oeste consejeria educación

      -Consejería de educación del Ayuntamiento de Valdemorillo

      -Dirección de CEIP Juan Falco

      -AMPA de CEIP Juan Falco                     

derechos_niños3.jpg                                                   EXPONEMOS

   

Primero: que el pasado 21 de septiembre se publicó en el BOCAM la ORDEN 2162/2020 de fecha 14/09/20 de la Consejería de Educación y Juventud, donde se establecen las medidas que han de adoptar los centros docentes de la Comunidad de Madrid para la organización del curso 2020-2021 en relación con la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.  

Segundo.- Que en el ANEXO II MEDIDAS HIGIÉNICO-SANITARIAS DE PREVENCIÓN COVID-19 DURANTE EL CURSO 2020-2021 establece Las principales medidas de prevención personal que deben tomarse frente a COVID-19:  

Utilizar mascarilla cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros. La mascarilla indicada para población sana será la de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizable:  

-Educación Infantil: Mascarilla no obligatoria.

-Educación Primaria: Mascarilla no obligatoria siempre que se esté con el Grupo estable de convivencia. Uso fuera del grupo estable de convivencia, si no se puede mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros.  

-A partir de Educación Secundaria Obligatoria y enseñanzas post obligatorias: Uso de mascarilla cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. No será necesaria cuando estén sentados en sus pupitres a una distancia de al menos 1,5 metros.      

Tercero.- Que se vulnera el artículo 3 Ley 6/1995, de 28 de marzo, de Garantías de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en la Comunidad de Madrid Ley 6/1995,  donde dice que debe primar el interés superior de los menores sobre cualquier otro interés legítimo concurrente, en los términos establecidos en el Código Civil y en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Como padres / madres y como miembros de la comunidad educativa queremos mostrar nuestra profunda preocupación por la situación de vulnerabilidad y riesgos asociados a las propias medidas de protección frente a la COVID 19 en nuestros hijos/as, concretamente en lo que se refiere a la utilización de mascarillas dentro de su grupo estable de convivencia y cuando realizan ejercicio físico.

Compartimos, profesorado y familias, el interés y compromiso mutuo por la educación integral y el pleno desarrollo físico, psicológico, social, moral y espiritual de nuestros hijos/as, en unas condiciones de protección y aprendizaje que garanticen su bienestar, y siempre respetando y considerando el interés superior de los niños/as así como los principios que rigen la Declaración de los Derechos del Niño (Asamblea General de Naciones Unidas, 20 de noviembre de 1959).      

Cuarto.- Que afirmamos que no se están cumpliendo las órdenes publicadas en el B.O.C.M. Núm. 229 pag.50 que establece las medidas del uso de las mascarillas siendo de obligado cumplimiento.  

Nos consta que el centro educativo tiene un protocolo covid acorde con la normativa y que se pueden adoptar estas medidas perfectamente.    

Abogamos por la sensatez y el sentido común del centro educativo respecto a la obligatoriedad establecida, por entender injustificado el uso de las mascarillas en alumnos/as en todo momento durante muchas horas al día, todos los días y todas las semanas, especialmente cuando se realiza ejercicio físico. Informes periciales realizados y presentados en recursos judiciales a nivel nacional, demuestran los perjuicios que ocasionan en la población vulnerable, como son los niños/as y adolescentes, tanto físicamente como psicológicamente.      

Físicamente  

El uso frecuente y prolongado de mascarillas dificulta en la persona portadora de las mismas el proceso respiratorio normal y puede poner en riesgo la salud física y/o mental de las personas sanas en los siguientes términos: A nivel pulmonar: Cuando utilizamos una mascarilla impedimos la incorporación de oxigeno que la persona necesita en el proceso de inspiración, reinhalando, por parte de la propia persona, parte del producto de desecho que se elimina en la espiración en forma de dióxido de carbono, al dificultar su liberación por efecto barrera de la mascarilla  

Esto provoca una baja concentración de oxigeno arterial, lo que produce hipoxia y una alta concentración de dióxido de carbono, produciendo hipercapnia y consecuentemente cuadros clínicos de cefaleas y cansancio. Por tanto, cuando existe un aporte disminuido de oxígeno a las células por el uso frecuente y prolongado de las mascarillas, o sea, hipoxia, se ponen en marcha una serie de cambios fisiológicos en el organismo, que intentan devolver el equilibrio, es decir, restablecer los niveles de oxígeno de la sangre arterial.  

De forma automática tiene lugar un aumento de la ventilación (hiperventilación) que se debe a la estimulación que la hipoxia produce en los quimiorreceptores periféricos (carotideos, principalmente), aumentando el sistema nervioso simpático  y provocando un aumento de frecuencia cardiaca, tanto en reposo como en situaciones de actividad física y esfuerzo físico, con el objetivo de favorecer el aumento del flujo sanguíneo hacia los tejidos Este aumento del sistema nervioso simpático potencia la liberación de catecolaminas, entre las cuales se encuentra el cortisol que inhibe el sistema inmunitario, disminuyendo el sistema defensivo del ser humano, factor que, junto con la posible reutilización de las mascarillas, puede producir enfermedades infecciosas.  

A nivel cerebral, la disminución del suministro de oxígeno provoca una hipoxia cerebral, que, junto con la hipercapnia, puede producir dificultad en la actividad mental, deterioro cognitivo, falta de atención y concentración, disminución de la coordinación motora  y una reducción de las habilidades motoras finas .Por la gran sensibilidad que tienen las células cerebrales a la disminución del aporte de oxígeno, la hipoxia podría producir isquemia cerebral. El aumento de frecuencia cardiaca produce taquicardia que puede provocar dificultad respiratoria, mareo, debilidad, palpitaciones y confusión mental.  

A nivel cardíaco, la hipoxia podría provocar afectación en el miocardio por un aumento de la frecuencia cardiaca compensatoria.  

A nivel respiratorio se produce una hiperventilación, o sea, una respiración rápida y profunda. El aumento de ventilación por minuto provoca un síndrome de hiperventilación que puede producir confusión, debilidad, y lipotimia, principalmente cuando la persona está en un contexto de deshidratación por el aumento de la temperatura ambiental, situación propia del calor en meses de primavera y verano, que provoca eliminación de agua corporal a través de la sudoración.  

A nivel muscular, la hipoxia por uso prolongado y frecuente de mascarillas podría provocar también pérdida de masa muscular.  

A nivel dermatológico se pueden producir, por el uso prolongado y frecuente de mascarillas, alteraciones de la microcirculación cutánea como eritemas, inflamación de la epidermis provocando dermatitis de contacto por irritación de las sustancias químicas propias de las mascarillas, así como alergias cutáneas, por rechazo de tales sustancias, y agravamiento de patologías cutáneas faciales ya existentes.  

A nivel nasal, el uso de mascarillas de forma cotidiana y frecuente también puede provocar rinitis, así como a nivel oral podría producirse cuadros de sequedad bucal e infecciones fúngicas por un aumento de la temperatura ambiente, o sea del calor, y de la humedad en el compartimento estanco que se genera entre la boca y la mascarilla   Por último, mencionar que el uso de las mascarillas también puede provocar problemas de ansiedad por sensación de ahogo, principalmente en población vulnerable, como los niños y adolescentes.≫  

Psicológicos

-Miedo al fracaso y frustración de sus expectativas de éxito: La Obligatoriedad del uso permanente en tiempo y forma de mascarilla, para cumplir las expectativas de los adultos, es una demanda demasiado ambiciosa a la que muchos niños no pueden responder exitosamente generando una sensación de fracaso y de falta de responsabilidad Personal.  

- Sentimiento de culpa: El deseo de complacer a sus profesores y padres y cumplir con la norma impuesta va en contradicción con su naturaleza espontánea y expresiva, que se ve limitada por el uso de la mascarilla, generando un sentimiento que puede introyectarse como culpa influyendo en su autoestima y seguridad personal.  

- Dificulta su comunicación interpersonal: Como es obvio, la comunicación interpersonal y expresiva se ve limitada en una etapa en la que el desarrollo relacional y social es de vital importancia para su sociabilización e integración en comunidad.  

- Miedo a la crítica: Es una vivencia presente que los niños experimentan a diario si no se adaptan a la nueva norma.  

- Miedo al contacto social: La mascarilla recuerda la distancia obligatoria y el riesgo que conlleva una cercanía física con otras personas generando un miedo al contacto social.  

- Generalización de miedos a otros ámbitos de su vida cotidiana: La sensación de falta de seguridad y vulnerabilidad que conlleva el recordatorio permanente del uso de la mascarilla y de lo que implica hace que se produzca en el niño una falta de seguridad personal que se manifiesta en muchos de ellos en una ampliación de miedos en otros ámbitos de su cotidianidad dificultando su desarrollo psicomotriz y sensación de confianza vital.  

- Aislamiento social: Dada la dificultad que supone para ellos cumplir esta demanda sin sufrir críticas, tanto por parte de los adultos que para ellos son referentes como de otros niños en algunos casos, el aislamiento social es una consecuencia esperada en muchos casos ante esta situación  

- Aumento del nivel de tensión impidiendo su derecho a relajarse: El estrés que conlleva esta demanda, que excede a sus capacidades personales, genera una carga añadida de tensión y estrés que puede afectar a capacidad de concentración, atención y creatividad, rendimiento escolar y descanso nocturno.  

- Limita su expresión emocional: La incomodidad que supone expresarse con mascarilla limita la expresión de sus emociones pudiendo influir en la no canalización adecuada de las mismas y en un aumento de tensión o de agresividad.  

- Deteriora sus relaciones sociales: Al no poder comunicarse sin obstáculos físicos, expresar con sus gestos sus emociones, alegría, miedo, sorpresa…sus relaciones pierden significado, pues el otro pasa a ser menos receptivo en la interacción establecida y se corre el riesgo de que se disminuya el interés en la relación con otros fomentándose el aislamiento.  

- Limita su capacidad de expresión corporal y su espontaneidad natural: La incomodidad que supone para su cuerpo estar pendiente de que no se caiga la mascarilla y el impedimento que supone respirar libremente con ella conlleva a una reducción de su movilidad física y corporal que puede llegar a afectar al desarrollo de su psicomotricidad.

- Disminución de la autoestima significativa: El no poder recibir un feedback gestual y expresivo en sus relaciones cuando interacciona con otros niños disminuye la autoestima que se configura cuando el otro da significado a nuestros comportamientos y comunicaciones haciéndonos sentir válidos y subrayando su interés por nosotros.         

 -Aumento de miedos y perdida de seguridad personal: El tener permanentemente presente, a través de la presencia en su rostro de la mascarilla, la presencia de la amenaza de muerte y su responsabilidad como posible portador de la misma, acentúa y condiciona su momento presente impidiendo conectarse con los valores que el amor y la confianza aportan a su desarrollo.  

- Vivencia de incoherencia entre sus valores y la expresión actual de los mismos: Valores como la amabilidad que se expresa al sonreír, el compartir, la cercanía está siendo cercenados en la situación actual que están viviendo y la mascarilla contribuye con su presencia a acentuar esta incongruencia.»  

Por todo lo expuesto,  

                                                      SOLICITAMOS

Primero.- El cumplimiento de la normativa vigente que permite la excepción del uso de la mascarilla dentro del grupo estable de convivencia y especialmente cuando se realice cualquier actividad física  

Segundo.- como padres/madres o tutores legales que se proteja la salud de nuestros hijo/as haciendo un uso racional de las mascarillas. Constatamos con lo expuesto que las medidas de protección implementadas en muchos casos son contraproducentes y perjudiciales, pudiendo representar un riesgo para la salud.  

Tercero.- rogamos una respuesta  a la mayor brevedad posible dada la importancia del tema expuesto en el presente escrito.


LA RESITENCIA PARENTAL    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a LA RESITENCIA PARENTAL a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.es a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...

Facebook