Restitución de los derechos Laborales y Salariales en la UCV

                                                                             Caracas, 4 de agosto de 2020  

 

Ciudadanos: Presidente de la República y Ministro de Educación Universitaria

Sus Despachos  

 

Nosotros, quienes suscribimos responsablemente esta carta pública y abierta, miembros del personal docente y de investigación, administrativo y obrero de la Universidad Central de Venezuela, activos y jubilados, afectados, como estamos  en nuestro derechos laborales por una medida ministerial, adoptada sin consideración alguna,  nos dirigimos a ustedes, para exigir la restitución inmediata del salario y su cancelación efectiva a todo el personal que le fue violentado y menoscabado dicho  salario a partir de la segunda quincena del mes de julio del año en curso.

Señor Presidente de la República y Señor Ministro de Educación Universitaria: Venezuela es un Estado que se define constitucionalmente como democrático y social de Derecho y de Justicia, propugna como valores superiores, entre otros, la preminencia de los derechos humanos y establece como procesos fundamentales para alcanzar los fines del Estado, la educación y el trabajo. Dos procesos que, no por casualidad, se cumplen en la Universidad Venezolana.

Una decisión unilateral, inconsulta, desmedida, no pensada en sus efectos legales, políticos, económicos y sociales,  emanada del Despacho del Ministerio de Educación Universitaria, de fecha reciente, dictada en momentos que la fuerza de trabajo venezolana y universitaria se encuentra privada de movilización y del ejercicio del derecho a la protesta, por encontrarnos en cuarentena forzada desde hace más de cinco meses, debido a la pandemia causada por el covid-19, ha pulverizado, reducido a la nada, el salario de miles de trabajadores de la UCV, con lo cual  no solo se nos  ha desmejorado las  condiciones generales de trabajo, en especial, el salario, sino la calidad de vida personal y del grupo familiar.

El Ministerio de Educación Universitaria se hizo eco de una campaña de descrédito llevada a cabo por algunos sectores, orientada a dar al traste con un ajuste salarial, mediante primas y bonos, plenamente justificados,  de base legal, reglamentaria y convencional, no desconocedores, por el contrario, de manifiesta evidencia  de la precariedad salarial de todos los trabajadores universitarios, necesitados sin excepción alguna,  de un ajuste salarial que recupere la pérdida del poder adquisitivo del signo monetario nacional. Este acto, entendible como de elemental justicia laboral y social, fiel demostración del envilecimiento de los salarios de los trabajadores universitarios, lo vimos y concebimos como punto de partida para avanzar en la conquista de un salario justo para todos los trabajadores del país y, particularmente, de los universitarios.

La aprobación del ajuste salarial, contrario a lo que enfatizó la campaña antes señalada, contó con la aprobación de las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria y, a la prueba nos remitimos. Algunas primas datan de años anteriores, otras responden a ajustes derivados de los aumentos salariales y, las más recientes, comenzaron a ser pagadas en el mes de octubre del año 2019. Es decir, nada nuevo, pues todas, en su conjunto, no han hecho otra cosa que mejorar el salario tabla y, en tal sentido, de conformidad con la Ley y la Convención Colectiva del Sector Laboral Universitario, han pasado a formar parte del salario integral, derecho adquirido, imposible de ser menoscabado. En el nuevo instrumento presupuestario utilizado por el Ministerio de Educación Universitaria, llamado “maqueta presupuestaria”, fue incluido, como se advierte, el pago oportuno y completo durante meses, razón por la que primas y bonos pasaron a conformar, como hemos dicho, la noción de salario integral, es decir, salario, según la definición establecida en el artículo 104 de la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores (LOTTT,2012).

Es precisamente ahora, en momentos que las condiciones de vida del trabajador venezolano son más dramáticas, cuando el Ministerio de Educación Universitaria, sin miramiento alguno, disminuye considerablemente el salario integral de miles de trabajadores universitarios, afectando con la medida el patrimonio del trabajador y su familia y, al mismo tiempo,   violando Convenios Internacionales,  principios laborales constitucionales y legales, acuerdos colectivos de trabajo, derechos adquiridos y la integridad salarial.

En cualquier parte del mundo se estima que el salario del trabajador es un derecho humano y social fundamental. Su violación es, entonces, una violación de derechos humanos. Importante hacer referencia a los artículos 22 y 23 de la CRBV sobre la preeminencia de los derechos humanos en el ordenamiento jurídico interno y el mandato que la Constitución da a los tribunales y demás órganos del poder público, para que apliquen de manera inmediata y directa las normas inherentes a los derechos humanos.

Con la medida ministerial se está violando el derecho humano al salario; pero, no solo el derecho al salario, también, el derecho al trabajo, pues la medida en referencia califica abiertamente como un despido indirecto, toda vez que altera, injustificadamente, las condiciones generales de trabajo. Es decir, que, en plena pandemia, el gobierno nacional descapitaliza a la UCV, lanzando a la calle a miles de trabajadores.

En consideración a lo anteriormente expuesto y al hecho que todo trabajador conoce sus derechos y cuenta con medios constitucionales y legales de defensa de los mismos, más aún, trabajadores que han evidenciado vocación de defensa de sus compañeros de clase  y han tenido desempeño como dirigentes sindicales, solicitamos al Señor Presidente de la República y al Ministro de Educación Universitaria,  que ordenen de inmediato, sin dilación alguna, sin esperar recursos administrativos o juicios laborales,  la restitución del salario a los trabajadores que resultaron afectados por la medida ministerial de disminución-eliminación de primas y bonos como componentes salariales.  Igualmente, exigimos con la urgencia del caso, una revisión urgente, total e inmediata de los sueldos y salarios de los trabajadores universitarios y del país, so pena que al retornar del receso vacacional o de la pandemia, lo que ocurra primero, no encontremos ni casas de estudio, ni docentes, empleados, obreros y estudiantes, porque todo habrá desaparecido.


Profesores, Empleados y Obreros de la UCV    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Profesores, Empleados y Obreros de la UCV a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.es a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...

Facebook