Únete a mi carta a los reyes magos pidiendo por la defensa de la vida.

Con esta carta a los reyes magos pretendo concienciar a la sociedad especialmente a la de mi provincia pero no solo a ella. Lo hago en este formato de recogida de firmas para que quienes estén deacuerdo y decidan dar un pasito al frente puedan empezar por esta declaración de intenciones adhiriéndose firmando esta carta a los reyes magos. La defensa de la vida empieza en el interior de cada uno de nosostros venciendo nuestros miedos y pecados para dar voz a quienes no la tienen. 

 

 

Castellón de la plana, a 27 de diciembre de 2021


Queridos reyes magos:


Este año no voy a pediros nada para mi, quiero pediros por nuestra sociedad que está
muy enferma y quiero que se ponga bien. Con pesar y preocupación os pido que
intercedáis ante el niño Jesús para que me podáis traer todo lo que os voy a pedir.


Quiero que se respete la vida de todas las personas desde la concepción a la muerte
natural. Ya sabréis que en España están legalizados el aborto y la eutanasia. La
eutanasia lleva poco tiempo pero el aborto mata cada año a más de 80.000 niños. Para
remediar esto quiero pediros:


Que se deje de despreciar la maternidad. Ser madre no te limita, todo lo contrario, te
potencia y logras cosas que jamás pensaste poder conseguir; pero, sistemáticamente,
están enseñándonos que la maternidad y paternidad son lastres que impiden la felicidad
de las personas.


También quiero pediros que se deje de mentir y decir que un ser humano no empieza a
existir en la concepción. Sabiendo que desde ese momento hay un ADN diferenciado
del padre y la madre y que simplemente está empezando a desarrollarse y crecer, no
entiendo cómo se puede afirmar que no es humano sino un cúmulo de células. Como si
un adulto no fuese también un cumulo de células. A mí me suena a excusa para intentar
evitar la culpa (que en el fondo todo el mundo lo sabe), pero os pido que nuestra
sociedad acepte la realidad y deje de deshumanizar a todas esas personas ya concebidas
que tienen derecho a vivir.


Os pido por esos padres que empujan al aborto a sus hijas porque piensan que les están
haciendo algún bien. Que dejen de presionarlas por mantener las apariencias o pensar
que un hijo es algo que puede destruir la vida de sus hijas. Sobre todo, que dejen a las
que quieren continuar con su embarazo, que quieren a sus hijos y no quieren matarlos.
Que las apoyen en todo para sacar adelante a esos nietecitos que también son suyos,
sangre de su sangre.


Quiero pediros por las chicas que quedan embarazadas por una violación, os pido que
evitéis esas violaciones; pero que si ocurren y se da un embarazo, que deis valor y
fuerza a esas mujeres, para que dentro de todo su sufrimiento y confusión no se dejen
engañar para matar a sus hijos, que comprendan que el niño es tan victima como ellas,
que no ha elegido tener ese padre y si se les dejan nacer sentirán tanta repulsa como
ellas de lo sucedido. Que piensen que si hay algo bueno que pueda salir de un crimen
tan atroz es el amor incondicional que va a tener un hijo por su madre y, en estos casos,
el profundo respeto, admiración y agradecimiento hacia una madre, que ha sido tan
valiente, que ha pagado al mal con bien y que ha respetado la vida de alguien que si
hubiese podido, no hubiese elegido jamás que su mamá pasase por un trauma tan fuerte.
Os pido que la sociedad se vuelque con estas mamás coraje, en vez de decirles que están
locas por querer sacar adelante a sus hijos, por muy fruto de una violación que sean.
También os pido por esos hombres, que tal vez sean novios, o esposos, de esas mujeres,
para que estén a la altura de las circunstancias y le den a esos niños, que han sido así
concebidos, un autentico padre que les de todo el amor que merecen y que les enseñen
el auténtico respeto que se debe a todo ser humano, en especial a las mujeres, por ser
quienes son, capaces de engendrar la vida.


Os querría pedir también por todas las personas que trabajan en servicios sociales, para
que dejen de decidir quién es apto o no para traer una vida al mundo. Me disgusta
mucho conocer chicas que quieren seguir adelante con sus embarazos y acuden pidiendo
ayuda y solo reciben como respuesta: “aborta, ya tendrás mas hijos cuando estés en
mejor situación.” No es de recibo que las ayudas se den dependiendo de la opinión
subjetiva de una persona. Simplemente os pediría que les cambiéis el corazón para que
realmente se impliquen en ayudar a las chicas y, si ven que alguna tiene más problemas
por lo que sea, que las puedan orientar debidamente para que las carencias que puedan
tener se subsanen lo máximo posible. Si tuviésemos que esperar a ser perfectos para
poder tener hijos, pues no duraríamos una generación más; por eso os pido que dejen de
ser jueces, sobretodo de la vida o la muerte de una criatura inocente.


Queridos reyes, no quiero ser pesado pero tengo muchas más cosas que pediros; por
ejemplo, que la sociedad deje de ser tan hipócrita. Para quedar bien y hacerse la foto,
todos hablan maravillas de la inclusión de discapacitados y enfermos, pero si detecta
que un niño tiene una discapacidad, enfermedad o cualquier cosa no considerada como
idónea, no se tiene el mas mínimo escrúpulo en matarlo sin la menor piedad, alegando
además que es por el bien del propio bebé. Parece más bien que vivimos en una
sociedad demasiado acomodada, que está acostumbrada a lo bueno y no tolera el más
ínfimo sacrificio ni sufrimiento. Se huye como de la peste de todo lo que huele a
entrega, como lo sería el tener un hijo enfermo o discapacitado que necesitase unas
atenciones y cuidados especiales.


Algo que no quiero olvidar es que cambiéis la educación sexual que se da a los jóvenes.
Han separado la reproducción de las relaciones sexuales vaciándolas de sentido. La
búsqueda del placer sin responsabilidad está destrozando a los jóvenes. Las relaciones
sexuales son estupendas, son capaces de llevar a cabo el milagro más grande del
universo ¡engendran vida! Estamos como locos buscando esa vida en el universo y nos
hemos cargado el medio por el cual se engendra la vida en la tierra. Mientras no se
eduque en el respeto al otro y que cada acción conlleva una responsabilidad, no
terminaremos con el aborto. Mientras el sexo sea un juego de consenso para,
simplemente, extraer placer del otro, como si fuese un juguete, no terminaremos con
estos asesinatos masivos de seres humanos, que poco les importa si sus padres jugaban
enajenados de la realidad de lo que es mantener relaciones sexuales y la responsabilidad
que conlleva o si realmente eran conscientes de que ese es el medio por el cual un ser
humano tan digno de vivir como ellos viene al mundo. No se debe jugar con algo que
puede terminar con la muerte de alguien inocente. Es sencillo: os pido que traigáis
grandes cantidades de responsabilidad a los jóvenes y a sus educadores.
Un embarazo no es un accidente. Todo el mundo sabe que si hay relaciones sexuales,
puede ocurrir.


Os pido también por los abortistas, para que cambien y dejen de matar fetos; feto quiere
decir persona pequeña, es decir, que dejen de matar a esos niños y dediquen su vida a
ayudar a las madres. No os pido nada malo para ellos, solo quiero que cambien y pasen
sus vidas ayudando a traer vida al mundo y no a quitarla de este mundo.


Con este tema del aborto os pido que traigáis compromiso a toda la sociedad
especialmente a los que tienen claro que la vida ha de ser respetada y defendida.
Mientras hagamos como que no va con nosotros o que nos hagamos los remolones en
ideas del tipo ¿Qué puedo hacer yo? o acudamos al “yo no lo haría pero la libertad de
cada uno…” mientras sigamos escondiendo nuestra indiferencia en estas excusas,
tendremos a una sociedad cómplice que actúa igual de egoístamente que quien descarta
a esos niños por comodidad. La indiferencia de unos mata tanto como la de los otros. En
fin, queridos reyes magos, os pido compromiso y coherencia para mis compatriotas. Os
pido que los provida seamos tan intolerantes con el aborto como caritativos y amorosos
hacia quienes han caído en este engaño. Somos débiles y, aunque alguien actúe mal y
egoístamente, hasta el punto de matar un hijo antes de nacer o colaborar en ello,
tenemos que comprender que no solo luchamos por salvar vidas en el sentido más
estricto del término sino de salvar también las vidas de quienes han cometido esos
errores de los que realmente nadie estamos a salvo de poder caer, llevados tanto por
nuestros pecados como por nuestros miedos.


Y ahora que hablamos de miedo, os pido que deis serenidad a todas esas chicas que
abortan no por comodidad o egoísmo, más bien por miedo. Miedo a que sus padres no
las ayuden y quieran, miedo a que su chico las deje, miedo al rechazo de sus amigas si
siguen adelante con el embarazo, miedo a no poder terminar los estudios, miedo al
cambio que va a dar su vida, miedo al compromiso y la responsabilidad, miedo a no ser
buenas madres… En definitiva, traedles paz para que el miedo no sea su consejero.
En este punto os pido por todas las asociaciones provida, para que crezcan cada día más,
que nuestra sociedad capte que para abortar hay ayudas, pero para tener hijos no, y que
solo se ofrece aborto cuando hay el más mínimo contratiempo. Necesitamos que los
hombres y mujeres de bien colaboren en todo lo que puedan con las asociaciones
provida afiliándose, siendo voluntarios, dando donativos… Un poco de cada uno
termina salvando vidas. Os pido que todo el mundo comprenda esto.


También os pido por los hombres que ven cómo matan a sus hijos sin poder hacer nada,
para que reciban consuelo y fuerza. También que aprendan a elegir bien a la mujer con
la que quieren estar. Si eres un hombre que deseas en un futuro ser padre y cuidar a tus
hijos, debes empezar por escoger correctamente a quien quieres que sea la madre de tus
futuros descendientes.


Te pido lo mismo para las mujeres, que sepan escoger con qué clase de hombre se
quieren juntar, para no verse después forzadas a hacer lo que no quieren y terminen
siendo obligadas a entrar a un centro abortista contra sus verdaderos deseos, mientras en
la puerta se queda el papá tan tranquilo, quitando importancia al asunto e incluso
riéndose con algún amigo.


Hay tantas cosas que os quiero pedir… La eutanasia, hace poco que está, pero ya deja
sentir su presión sobre personas enfermas a las que sin pedirla se les ofrece “como una
opción” la eutanasia. Que de buena muerte no tiene nada, aunque se ha vendido muy
bien, permitiéndonos poder ser indiferentes ante el sufrimiento del enfermo o
discapacitado y escupiéndoles a la cara su insolidaridad por querer seguir viviendo en
situaciones tan deplorables y que acarrean no pocos sufrimientos a familiares y amigos,
por no olvidar de los altos costos al conjunto de la sociedad para mantenerlos con vida a
pesar de que no haya cura posible.


Aún estamos a tiempo, con la eutanasia, de que no se convierta en el genocidio que es el
aborto en España. Por eso os pido el mismo compromiso de todos los provida y
españoles de bien, para evitar que pueda haber gente que se sienta tan desesperada de
pedir este suicidio indigno para un ser humano que es la mal llamada eutanasia. Que
podamos ser rápidos en dar respuestas dignas a las situaciones difíciles e impedir que
esta penosa ley siga ampliándose, como me temo pueda ocurrir, a niños menores de
edad que, habiendo escapado del aborto por no haberse detectado una enfermedad o
malformación, caigan en las redes de la eutanasia infantil, eso sí, siempre por el propio
bien del menor.


Y esto lo pido encarecidamente, que las leyes cambien, que los futuros gobiernos de
España respeten la vida y den todo de si ¡y de nuestros impuestos! para defender cada
vida. Que los partidos políticos que dicen defender la vida no nos traicionen, sino que,
más bien, enarbolen la bandera de la vida, hasta perder la propia si fuese necesario, por
esta noble causa.


Todavía podría seguir y seguir pidiendo cosas, mis queridos reyes magos, pero no
quiero cansaros pues la carta ya es muy larga y es que hay mucho que arreglar en
nuestro país: investigación con embriones, niños a la carta con edición génica, descarte
de embriones en los procesos in vitro, aborto selectivo por sexo o raza… ¡la pena de
muerte en el mundo, aunque ya no se dé en España!


Mis queridos reyes: os pido coraje y fortaleza para luchar contra este gigante que es la
cultura de la muerte, que podamos dar todo de nosotros mismos, empezando por nuestra
provincia, Castellón, y todos los que nos estamos embarcando en esta guerra sin cuartel
que si bien sabemos que está ganada y que los enemigos de la vida serán recordados con
vergüenza por nuestras generaciones futuras, es duro vivir marcado por el simple hecho
de no conformarnos con el mal o la mediocridad y buscar el mayor bien posible para
todos quienes nos rodean especialmente los más vulnerables.


Os pido esta fuerza para provida Castellón, 40 días por la vida Castellón, proyecto
Nazaret, la Delegación de Familia y Vida de nuestra Diócesis, el proyecto de la Mesa
por la Vida, Spei Mater y tantas personas que no evaden su responsabilidad con sus
congéneres.


Que cada día surjan mas iniciativas para luchar contra esta cultura homicida, que cada
día más personas de bien den un paso al frente y digan ¡aquí estoy! Que todos los
provida se unan, sean ateos, católicos, evangélicos, ortodoxos o musulmanes, de
izquierda o de derechas, pues la causa lo merece.


Y que les deis de mi parte este mensaje: ninguna mujer ha vuelto a un abortorio para
agradecer lo que se ha hecho por ella con una sonrisa en la cara, pero si os embarcáis en
esta lucha, vuestros ojos verán cientos y cientos de mujeres que volverán a vosotros con
una sonrisa en la cara y un niño en los brazos para agradeceros que eligieseis ser, por
voluntad propia, unos “fanáticos, intolerantes y fascistas trasnochados que odian a las
mujeres”. No os quepa la menor duda que las heridas que recibáis por salvar de la
muerte y el error a tantas chicas y enfermos, se os pagara con creces. Salvar una vida es
como salvar al mundo entero.


Jesús Grao León

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Jesús Grao León a entregar la información que proporciono en este formulario a quienes tengan poder sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.es a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Tenga en cuenta que no puede confirmar su firma mediante una respuesta suya a este mensaje.




Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...